Rosarios

Rosario misionero

Rosario misionero
El rosario misionero es una forma especial de rezar el rosario. A mediados del siglo Xx el obispo norteamericano, Monseñor Fulton Sheen, ideó este “Rosario Misionero” . El papa Juan XXIII fue uno de sus principales devotos. Su Santidad rezaba el Rosario Misionero todos los días por el mundo entero, dedicando una decena a cada continente: nidad entera y lo hago al rezar el Santo Rosario Misionero: La primera decena por África, la segunda por América, la tercera por Europa, la cuarta por Oceanía y la quinta por Asia»

Para rezar el Rosario Misionero se sigue el mismo esquema de cualquier rosario, con la particularidad de que todas las intenciones van dirigidas a pedir por las misiones en los cinco continentes, cada uno de ellos identificado con un color. También se agrega una jaculatoria especial al final de cada misterio y una oración a la Virgen María por los misioneros.

El Rosario Misionero

El Rosario Misionero es una forma de oración que toma como base al Rosario tradicional, en la cual, por
intercesión de María, se pide al Padre por las intenciones y necesidades de todo el mundo. Es una oración
mariana universal y misionera, que consiste en rezar los cinco misterios de cada día teniendo presentes los
cinco continentes del mundo, pensando en la situación concreta de cada continente desde el punto de vista de
la evangelización y de la presencia cristiana, y orando por los misioneros y misioneras, por todos los agentes de
la evangelización, y por todos los que aún no conocen la Buena Nueva de la salvación, para que se abran a la
luz del Evangelio.
Está estructurado, al igual que el Rosario tradicional en cinco misterios, en cada uno de los cuales se pone
como intención a uno de los cinco continentes.

Colores del Rosario Misionero

El primero es de color verde y se reza por África.
El segundo es de color rojo y se reza por América.
El tercero es  blanco y se reza por Europa.
El cuarto, de color azul y se reza por Oceanía.
El quinto es amarillo y se reza por los habitantes de Asia

Dispongámonos en oración para rezar el Santo Rosario Misionero:

La señal de la cruz Por la señal de la santa cruz,
de nuestros enemigos,
líbranos, Señor, Dios nuestro.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Leer  Rosario a San Francisco de Asís

Yo pecador

Yo confieso ante Dios Todopoderoso, y ante ustedes hermanos que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión.  Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego a Santa María siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes hermanos, que intercedan por mí ante Dios, Nuestro Señor.  Amén.

Gloria

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Primer Misterio (África)

Pidamos por África, para que pueda superar el sufrimiento provocado por el hambre, la pobreza, las continuas guerras y las desigualdades raciales.

A continuación, se reza:
1 Padrenuestro
10 Avemarías
1 Gloria
Jaculatoria: María, Reina de las Misiones / Ruega por nosotros y el mundo entero.

Segundo Misterio (América)

Pedimos por la Iglesia en América, para que, obedientes al Maestro, pueda escuchar el consejo de María, que nos dice: “Hagan lo que Él les diga”.

A continuación, se reza:
1 Padrenuestro
10 Avemarías
1 Gloria
Jaculatoria: María, Reina de las Misiones / Ruega por nosotros y el mundo entero.

Tercer Misterio (Europa)

Pidamos para que la Iglesia en Europa recupere su vitalidad cristiana y misionera.

A continuación, se reza:
1 Padrenuestro
10 Avemarías
1 Gloria
Jaculatoria: María, Reina de las Misiones / Ruega por nosotros y el mundo entero.

Cuarto Misterio (Oceanía)

Pidamos por todos los hombres y mujeres de Oceanía, para que escuchando la Palabra de Dios, se dejen transformar por ella.

A continuación, se reza:
1 Padrenuestro
10 Avemarías
1 Gloria
Jaculatoria: María, Reina de las Misiones / Ruega por nosotros y el mundo entero.

Quinto Misterio (Asia)

Pidamos por los pueblos de Asia, para que permanezcan abiertos al anuncio del Evangelio proclamado por los misioneros.

A continuación, se reza:
1 Padrenuestro
10 Avemarías
1 Gloria
Jaculatoria: María, Reina de las Misiones / Ruega por nosotros y el mundo entero.

Tres Avemarías con una pequeña variación

-Dios te salve, María Santísima, Hija de Dios Padre, Virgen Purísima antes del parto, en tus manos ponemos nuestra fe para que la ilumines. Llena eres de gracia, el Señor está contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María…

–Dios te salve, María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen Purísima en el parto, en tus manos ponemos nuestra esperanza para que la alientes. Llena eres de gracia…
Santa María…

Leer  Rosario de la paz

–Dios te salve, María Santísima, esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen Purísima después del parto, en tus manos ponemos nuestra caridad para que la inflames. Llena eres de gracia…
Santa María…

-Dios te salve, María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa original.

Oración a María, Reina de las Misiones

María, Reina de las Misiones, soberana del mundo entero, Virgen purísima escogida entre millares, mírame con ojos piadosos postrado a tus pies para implorar tu maternal ternura tu auxilio eficaz en favor de millones de hombres y mujeres que no conocen a tu Hijo, a quienes Él nos ha enviado a proclamar la Buena Noticia. Están sumidos en la impiedad e idolatría y gimen y lloran envueltos en las garras de la cultura de la muerte. Mira como sus almas sufren por no conocer al Dios Verdadero.

¡Madre mía! No conocen a Jesús, tu Hijo divino. No saben que, por salvarlos, derramó toda su sangre redentora. No saben que, por mejor esperarlos, sigue allí clavado, extendidos sus brazos divinos, abierto el costado y sangrando el Corazón, mientras les dice: “¡Vengan a mi Corazón todos!”.

¡Reina y Madre mía! Intercede por ellos ante tu divino Hijo, y alcanza con tu inmenso poder que la luz del Evangelio se derrame por el mundo entero. Que no haya religión, ni pueblo, ni hogar, ni siquiera un corazón que no adore a Cristo, fruto bendito de tus purísimas entrañas, y que no le honre como a su Rey y Señor.

Mírame, Madre amada, Reina de las Misiones, postrado ante tus benditas plantas. Y no te olvides también de mí. Miserable soy y pequeño, y no tengo otro refugio ni otra ayuda que la tuya. Amén

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Letanía del Rosario Misionero

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
Dios, Padre celestial, ten piedad de nosotros
Dios, Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros
Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros

Santa María, Reina de las misiones, ruega por nosotros
San Francisco Javier, ruega por nosotros
Santa Teresa del Niño Jesús, ruega por nosotros

San Marcos, ruega por África
Santa Josefina Bakhita, ruega por África
San Daniel Comboni, ruega por África
San Carlos Lwanga y compañeros mártires, rueguen por África
Beato Carlos de Foucauld, ruega por África
Beata Clementina Anuarite, ruega por África
Beato Isidoro Bakanja, ruega por África
Beatos y santos del continente de la esperanza, rueguen por África

Leer  Rosario a San Miguel Arcángel

San Francisco Solano, ruega por América
Santa Rosa de Lima, ruega por América
San Felipe de Jesús, ruega por América
Santo Toribio de Mogrovejo, ruega por América
San Junípero Serra, ruega por América
San Pedro Claver, ruega por América
San Pedro de Betancur, ruega por América
Beatos y santos del nuevo mundo, rueguen por América

Santos Pedro y Pablo, rueguen por Europa
San Bonifacio de Alemania, ruega por Europa
San Agustín de Canterbury, ruega por Europa
San Patricio de Irlanda, ruega por Europa
San Leandro de Sevilla, ruega por Europa
San Guido Maria Conforti, ruega por Europa
Beato Paolo Mana, ruega por Europa
Venerable Paulina Jaricot, ruega por Europa
Beatos y Santos del Viejo Mundo, rueguen por Europa

San Pedro Chanel, ruega por Oceanía
San Damián de Molokai, ruega por Oceanía
Santa Mariana de Molokai, ruega por Oceanía
Santa María de la Cruz MacKillop, ruega por Oceanía
San Pedro Calúñgsod, ruega por Oceanía
Beato Diego Luis de San Vitores, ruega por Oceanía
Beatos y Santos de las innumerables Islas, ruega por Oceanía

San Andrés, ruega por Asia
Santo Tomás, ruega por Asia
San Juan de Brito, ruega por Asia
Santo Teófano Vénard, ruega por Asia
San Valentín Berriochoa, ruega por Asia
San Pablo Miki y compañeros mártires, rueguen por Asia
San Pablo Chong Hasang y compañeros mártires, rueguen por Asia
Santa Inés Tsao Kueiying, ruega por Asia
Beatos y santos del lejano oriente, rueguen por Asia

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten misericordia de nosotros.

Oración final del Rosario Misionero

Te rogamos nos concedas,
Señor Dios nuestro,
gozar de continua salud de alma y cuerpo,
y por la gloriosa intercesión
de la bienaventurada siempre Virgen María,
vernos libres de las tristezas de la vida presente
y disfrutar de las alegrías eternas.
Por Cristo nuestro Señor.
Amén.

Vídeos de Rosario misionero

Contenido

Entradas Relacionadas