Rosarios

Rosario de la paz

Rosario de la paz
El Rosario de la Paz es una devoción muy conocida en nuestra Iglesia. El Santo Rosario por la paz promueve la caridad, para qué podamos comprometernos a respetar y amar a nuestros hermanos, en quienes podemos descubrir el rostro de Jesús. Rezar el Santo Rosario, es fundamental para implorar, por medio de María, el grandioso don de la paz, que implica ante todo la transformación de las personas desde su interior gracias a la obra del Señor Jesús. Debemos practicar el Santo Rosario frecuentemente para que podamos alcanzar la dicha de estar cada vez más cerca de Dios.

Rosario de la paz

Origen

El rezo de los siete Padre Nuestros, Ave Marías y Glorias, es una devoción conocida en nuestra Iglesia. Esta ya se rezaba en Medjugorje antes del inicio de las apariciones de la Virgen. En los comienzos de las apariciones, la Virgen invitó a rezar esta devoción por la Paz (en el mundo, en nuestros corazones, en nuestras familias), de ahí que se lo ha conocido como el “Rosario de la Paz”.

La Paz es el anhelo de todas las personas, así como el anhelo de Dios que todos nos amemos entre hermanos y mantengamos la paz.

Por eso, el Padre Santo nos da a conocer distintas formas de acrecentar y mejorar nuestra Fe como son las oraciones, con las cuales podemos comunicarnos con Él y pedirle que interceda por nosotros para soportar cualquier preocupación y aliviar nuestro dolor.

Y si, lo haces con Fe, amor y desprendimiento, abrirás tu corazón a un mundo maravilloso lleno de amor que podrás compartir con más personas, logrando que el mundo sea más gentil, porque estarás compartiendo el amor de Dios.

Leer  Rosario para enfermos

El Rosario a la Virgen de La Paz o más conocido como El Rosario de la paz es una de estas maravillosas herramientas que ya se rezaba en Medjugorje antes que la Virgen hiciera su aparición a seis jóvenes croatas de Bosnia-Herzegovina diariamente, desde el 24 de junio de 1981.

Cabe resaltar que, en esos tiempos Yugoslavia estaba bajo el régimen comunista ateo y Medjugorje estaba conformada por pocos caseríos que vivían de actividades relacionadas con el tabaco, la viña y la ganadería. Pero una vez que comenzaron las apariciones, la Virgen María los invitó a orar por la Paz.

Esta es una oración sencilla y rápida de recitar, pero con mucho poder. Por eso, también es conocida como el Rosario de la Paz de 3 minutos, minutos que son muy valiosos y poderosos. Razón por la cual, actualmente se sigue rezando esta oración al final cada Santa Misa en la Parroquia de Medjugorje.

Oración

Empezamos preferiblemente con un Rosario en la mano y haciendo la Señal de la Cruz y después rezamos:

Ofrecimiento

Divino Jesús, Os ofrecemos este Rosario que vamos a rezar, meditando en los Misterios de nuestra Redención. Ofrecemos también en desagravio de los pecados cometidos contra el Santísimo Corazón de Jesús, y el Inmaculado Corazón de María, por la Paz del mundo, por la conversión de los pecadores y de nuestra familia. Ofrecemos particularmente, suplicando a la Divina Misericordia por nosotros, en los tiempos de purificación. Concédenos, por intersección de la Virgen María, Madre de DIOS y Madre Nuestra, las Virtudes que nos son necesarias para bien rezarlo, y la Gracia de ganar las Indulgencias de esta Santa Devoción.

Leer  ¿Cómo rezar el rosario de la misericordia?

Misterios

(Se medita los Misterios del Rosario: Gozosos, Dolorosos, Gloriosos y Luminosos, según el día que corresponda)

Repetir 3 veces en las 3 primeras cuentas

"Ven Espíritu Santo, por la Puerta del Corazón Inmaculado de María.»

En las cuentas grandes

"Reina y Mensajera de la Paz, interceded por la Paz al mundo entero.»

En las cuentas pequeñas

"Reina y Mensajera de la Paz, rogad a DIOS por nosotros."

Al final de cada Misterio

"Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén."

"Oh María, sin pecado concebida; rogad por nosotros que recurrimos a Vos y por todos aquellos que aún no recurren a Vos!"

"Oh Jesús mío, perdónanos nuestros pecados. Líbranos de las llamas del infierno. Lleva a todas las almas al Cielo, especialmente a las más necesitadas de Tu misericordia." Líbranos de las guerras, de la violencia, de las maldades y dadnos la paz."

"Jesús, María y Espíritu Santo, yo os amo! Salvadnos del mal del infierno. Amén"

En las 3 últimas cuentas

"Por Vuestras Lágrimas de Dolor, Oh Madre, liberad al mundo de las guerras y de las fuerzas infernales."

El Credo

Luego 7 veces un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria durante 7 veces, y entre medio de cada Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria, recitamos:

Por las santas llagas de las manos.
Por las santas llagas de los pies.
Por la santa llaga de la cabeza.
Por la santa llaga del hombro.
Por la santa llaga del sagrado costado.
Por la Efusión del Espíritu Santo.
Por el Santo Padre.

Leer  Rosario a la Virgen de Fátima

 

Oración final

"Oh María, Reina y Mensajera de la Paz, nosotros Os suplicamos, traed la Paz al mundo entero, paz en la Iglesia, Paz en las familias, Paz en los corazones, Paz en el mundo entero. Que todos nosotros seamos como Vos, mensajeros e instrumentos de la Paz. Que el Espíritu Santo, el Santificador, venga con el Don de la Paz, por la puerta de Vuestro Corazón Inmaculado. Que la Paz de Vuestro Corazón Inmaculado, Oh María, destruya las fuerzas del infierno. Oh Jesús, Príncipe y Señor de la Paz, tened piedad de nosotros y del mundo entero. Amén.

Promesas

Nos eleva gradualmente al perfecto conocimiento Jesucristo.
Purifica nuestras almas del pecado.
Nos permite vencer a todos nuestros enemigos.
Nos facilita la práctica de las virtudes.
Nos abrasa en amor de Jesucristo.
Nos enriquece con gracias y méritos.
Nos proporciona con qué pagar todas nuestras deudas con Dios y con los hombres.
Y finalmente, nos consigue de Dios toda clase de gracias.

Vídeos de Rosario de la paz

 

Contenido

Entradas Relacionadas