Oraciones

Oración para un enfermo terminal

Enfermos terminal
Todas las personas tienen miedo a morir, pero más aún al hecho de despedir a un ser querido. Por lo que al momento de estas personas necesitar de una oración, tememos por ellos. En esta entrada te enseñaremos una oración para un enfermo terminal y así puedas ayudarlos a pasar del plano terrenal al plano espiritual, para que puedan descansar en paz al lado de Nuestro Señor y Creador. Así que mantente a lado de estas personas para que se sientan acompañados y brindarles tranquilidad.

Oración para un enfermo terminal

En esta vida Dios nos puso aquí por un motivo. Como algo más grande que nosotros, no lo sabemos pero podemos consolarnos con la idea de que para dios cada uno de nosotros es especial. Y que merece ser tratado de esa forma hasta el último aliento de nuestras vidas. Sin excepciones de ningún tipo.

Es por esto que es importante seguir manteniendo este tipo comportamiento con aquellos que Dios mandó para iluminar nuestros días. Cambiar nuestras expectativas de las personas o de nosotros mismos. Cada persona que forma parte de nuestra vida así sea pequeña es importante porque te deja una lección y en eso siempre hay que estar agradecido. No hay que olvidarle, más cuando esas personas vayan a estar en el reino celestial de nuestro padre todopoderoso.

Estos rezos y más que todos para la oración para un enfermo terminal. Son aquellas que nos mantiene con esperanza, no solo en que nuestro ser querido se encuentre mejor sino en Dios, que ve todos los pesares por lo que están pasando, escucha todos aquellos llantos que resuenan una y otra vez por las habitaciones de los hospitales y que siente el dolor tan grande de la persona que está luchando por seguir con vida como la que está aguantando para que su fe no se rompa. En que todo vaya a salir bien.

No es fácil, pero si de algo podemos estar seguros en esta vida es que nada debería ser imposible, nada. Los caminos de dios no son sencillos, nadie dijo que serían de esta forma, ni el mismísimo dios dijo tal cosa. Estamos conscientes con la forma y los actos de Jesucristo que su destino no fue fácil, pero logró lo que la mayoría creía imposible. Nos liberó totalmente de la carga de nuestros pecados con su sacrificio para poder lograr, con el perdón, los nuevos que se formen.

Leer  Oración de la noche al espíritu santo

Oración

Amado padre de todos nosotros que tienes tu reino en los cielos, estamos aquí en este instante porque nuestro corazón está desconsolado. Tú que eres bueno, único y constructor de todo en el universo, el cielo y la tierra. Eres todopoderoso, eres santo, eres alegría y puro amor. Tú, bien sabes que así tenemos nuestro corazón apesadumbrado, ya que la vida se está yendo de nosotros. Se acerca la hora de nuestra muerte, señor.

El temor nos intenta abatir, está a nuestro lado como una sombra. Pero te agradecemos, señor bondadoso, por estar aquí para darnos consuelo y fortaleza. Tú conoces nuestras penas, porque mandaste a tu hijo a esta vida y sabes lo que ocurre. Muchas gracias, porque tú permitiste que Jesús conociera este camino oscuro para ser la luz para poder llegar a ti.

Señor, con tu infinita misericordia, toma de la mano a tu hijo que hoy te necesita, manifiéstate. Señor, debes lograr que nuestros corazones se colmen de tu presencia, y que logremos que nuestra mente y alma estén en Jesucristo.

Deja que esta persona que confiamos que te sigue este a tu lado, es tuyo para seguirte a la eternidad que nos ofreces. Con Jesús en nuestro corazón la muerte es solamente una simple sombra. En manos de Jesús debemos dejar toda la pena y nuestro dolor, gracias a que se sacrificó y murió por nosotros en la cruz, Jesús gracias porque intervienes ante tu padre, gracias por la resurrección.

Hoy estamos postrados ante tu presencia Dios, para que sepas que creemos y sentimos que solo tú eres la verdad, y nos puedes llevar a la vida eterna, ponme en el camino hacia tu luz, anhelamos estar a tu lado eternamente y sentir tu bondad y amor.

Leer  Oración a San Benito de Palermo para el amor

Eres puro amor hacia la humanidad, estás allí, a pesar de nuestros males, eres capaz de darnos el perdón siempre que nuestra fe sea verdadera. Por eso te solicitamos guiarnos señor, tómanos de la mano y condúcenos por el camino de la fe. Nuestros temores nosotros los ponemos a tus pies. La promesa es que tú y únicamente tú, conseguirás dirigirnos a la casa, donde no hay sufrimiento ni dolor.

Tú dijiste a tus apóstoles “aunque camine en el valle de las tinieblas de la muerte, no sentiré miedo ante mal alguno, porque tú estarás a mi lado. Tu bastón y tu cayado me inducirán aliento”. Te agradezco desde mi corazón por darme consuelo solo con tu presencia. Mediante el espíritu santo tenemos conocimiento que tu hermosa presencia se encuentra con nosotros, consigue que vivamos en paz, señor.

No nos dejes espacio para la duda o la vacilación. Entréganos la fe eterna en ti, y que si la mantenemos estaremos a salvo, entréganos tu guía para llegar a la vida eterna, y llévanos tomados de la mano, porque tú eres nuestro padre eterno. Al observar y asimismo esperar, tenemos conformidad, señor, de que nadie de nosotros llegara a estar sin consuelo.

Debes estar a nuestro lado cuando hagamos el viaje que nos lleva a la muerte aquí en la tierra. Te pedimos, señor, nos auxilies para esperar la hora definitiva con aceptación y fe, ya que estaremos en un lugar mejor. Permítenos que estemos fuertes y poder ayudar a los enfermos en una fase terminal y que estén mucho más cerca de verte cara a cara.

Retira señor el miedo del corazón y del pensamiento de los seres que te aman y que dentro de poco estarán contigo. Consciente que en tu agraciada presencia encuentren la paz de su espíritu, que tu amor los consuele, y que en tu gran poder encuentren la fortaleza sobre el miedo de la muerte. Y que cuando nuestra pena consiga en todo caso dominarnos, permite que hallemos el consuelo.

Leer  Oración a San José por la familia

Señor amoroso y misericordioso, impartes justicia para todos, no dejes que lo que nos quede de vida en esta tierra sea con el espíritu amargo, otórganos un camino hacia la sombra de la muerte en paz y con la certeza de tu presencia, señor. Pero llena nuestro corazón de un grandioso gozo que incluso no lleguemos a imaginar y no sabremos entender.

Que el regocijo se encuentre por arriba de cada uno de los que estén ganados por las vanidades de la tierra. Jesús, tú que lograste llorar por la misma muerte, y te inmolaste, y en por esto que nosotros también lloramos por ti. Pero es una dura pena aquí en la tierra que mientras tanto este llanto nos lleva hasta un lado donde podemos hallar mucha alegría.

Gran padre, tú que lograste conquistar cada problema que se te presentó; por esto tenemos conformidad y confianza en tu palabra. Señor, tenemos la certidumbre de que en todo momento hacer lo que haga falta lo que es correcto y lo que más nos beneficia, y de lo que se encuentra repleto, tu inmenso amor. Bien sea que nos encontremos ante la vida o ante la muerte, que toda voluntad de tu palabra se cumpla para con nosotros.

Te solicitamos además gran amor celestial que me dejes reconocer tu presencia, y sé que me reconforta en mis últimas horas. Te pido que nos permanezcamos en plena conciencia de cómo vamos a ser conducidos a través de tus manos amorosas hacia cada una de las cosas que nos encontremos haciendo, te lo solicitamos en el nombre de tu amado hijo Jesucristo, amen.

Vídeos de Oración para un enfermo terminal

https://www.youtube.com/watch?v=GpnVxqvYREg

Contenido

Entradas Relacionadas