Variadas

Letanía del rosario católico

Letanías lauretanas
Las letanías a los santos se originaron en el siglo VII, y las relativas a María se multiplicaron progresivamente en distintas Iglesias cristianas. El decreto Quoniam multi (1601) del papa Clemente VIII aprobó específicamente las letanías lauretanas,​ ya testimoniadas por un manuscrito del siglo XII, y que deben su nombre a la advocación de la Virgen de Loreto,1​3​ cuyo santuario constituyó el ámbito en que se desarrollaron.

Letanías del Santo Rosario

Las letanías del Santo Rosario, también denominadas letanías lauretanas –por haber sido aprobadas en Loreto-, son una serie de súplicas que se elevan a la Virgen María. Pues, la palabra letanía tiene su origen en la palabra litanéia, propia del vocablo griego, y que significa oración de súplica o ruego.

Primeramente, surgieron las letanías dirigidas a los Santos, específicamente durante el siglo VII, pero con el pasar del tiempo, empezaron a surgir las primeras letanías dirigidas hacia la Virgen María. De esta forma, cada pequeña iglesia tenía su propia letanía, hasta que estas proliferaron.

Sin embargo, las letanías del Santo Rosario, o lauretanas, fueron proclamadas como las oficiales, por medio de un decreto de Clemente VIII. Actualmente, el vaticano tiene un modelo que recomienda seguir a todos los creyentes.

Este rezo se caracteriza porque al final de cada una de sus oraciones se suele expresar la frase: “ruega por nosotros”. No obstante, muchas personas aún no están conectados son el poder que entraña tan peculiar suplica, y esta es la razón por la cual muchas personas llegan a sentir aburrimiento, en lugar de comprender el verdadero significado de esta maravillosa oración.

Todas las peticiones que se exclaman en las letanías del santo rosario son en realidad alabanzas que buscan la intercesión de María ante el Señor, por cada uno de quienes le piden.

Leer  Salmo para los enfermos

Aunque son consideradas como una parte del Rosario, dado que León XIII, exhortó a finalizarlas en octubre junto a la exclamación del rosario, realmente pueden ser recitadas en muchos momentos del año, lugares, e incluso en distintos momentos de la vida misma.

Así, se pueden rezar como parte del culto, para dar honra a María, o simplemente en un día de misa. Quienes tienen problemas, o necesitan ayuda de Dios también pueden dedicar cualquier momento para hacer esta oración de todo corazón.

Letanías a virgen

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial,
ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo,
Dios, Espíritu Santo,
Santísima Trinidad, un solo Dios,

Santa María,
ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las Vírgenes,
Madre de Cristo,
Madre de la Iglesia,
Madre de la misericordia,
Madre de la divina gracia,
Madre de la esperanza,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre siempre virgen,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de la sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso digno de honor,
Vaso de insigne devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la Alianza,
Puerta del cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consuelo de los migrantes,
Consoladora de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,
Reina de los Ángeles,
Reina de los Patriarcas,
Reina de los Profetas,
Reina de los Apóstoles,
Reina de los Mártires,
Reina de los Confesores,
Reina de las Vírgenes,
Reina de todos los Santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina asunta a los Cielos,
Reina del Santísimo Rosario,
Reina de la familia,
Reina de la paz.

Leer  Novena corta a San Judas Tadeo

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

ORACIÓN.
Te rogamos nos concedas,
Señor Dios nuestro,
gozar de continua salud de alma y cuerpo,
y por la gloriosa intercesión
de la bienaventurada siempre Virgen María,
vernos libres de las tristezas de la vida presente
y disfrutar de las alegrías eternas.
Por Cristo nuestro Señor.
Amén.

El mejor momento para rezar las letanías del Santo Rosario

Aunque las letanías puedes rezarlas en cualquier momento, la mejor ocasión es durante la finalización del rezo de los 5 misterios que correspondan a la serie de misterios determinada según el día. Sin embargo, ni siquiera es necesario rezar el santo rosario para rezar las letanías a la virgen

Solo basta tener el deseo de alzar alabanzas a la madre de Cristo y necesitar de su poder divino para pedir por su intervención ante situaciones adversas de nuestra vida o por la vida de nuestros familiares, amistades o allegados, lo más importante es siempre tener presente que María siempre nos cuida como una madre a sus hijos y tener plena fe en que ella nos escucha rezar las letanías.

La importancia de las Letanías del Santo Rosario

Las letanías del santo rosario son un recurso del que pueden hacer uso los creyentes cuando lo deseen, sobre todo cuando sientan que desfallecen ante circunstancias que no logran controlar.

Todos los cristianos deben dar al Señor las alabanzas que este desea de sus fieles, pero en especial, estas letanías ennoblecen el corazón del hombre, ya que se trata de asumir con humildad que, ante Dios, no hay mejor figura intermediaria que la de la Madre de Jesucristo. Con rezar las letanías, el hombre también reconoce que sólo el poder divino puede sacarlo de las tinieblas.

Leer  Coronilla de San Benito

En estos ruegos se hace un reconocimiento del importantísimo papel que tiene la virgen en la vida de cada ser humano, pues, es denominada de muchas formas dignas, tales como: Madre admirable, Rosa Mística, Madre del buen consejo, Madre del Creador, Madre de El Salvador, Virgen digna de alabanza, Virgen poderosa, Causa de nuestra alegría, Trono de la sabiduría, Espejo de la justicia, Salud de los enfermos, Refugio de los pecadores, Consoladora de los afligidos, Reina de la paz, entre otros.

Reconocer cada una de las facetas de la Virgen es también aceptar que tiene el poder para transformar cada una de esas cualidades en cada uno de quienes la aceptan en su corazón y acuden a ella para elevar sus ruegos, de manera que, reconocerla como “Auxilio de los cristianos”, es también sentir la convicción de que ella proporcionará el alivio que se desea.

El mejor momento para rezar las Letanías del Santo Rosario es al final de los 5 misterios que deben rezarse todos los días. Sin embargo, si lo que se desea es simplemente dar un homenaje a la Virgen por algún milagro o intercesión que ya ha hecho en la vida, o si se atraviesa una dificultad, también se puede hacer. Lo importante siempre será hacerlo de corazón, sin sentir aburrimiento por ello.

Vídeos de Letanía del rosario católico

 

Contenido

Entradas Relacionadas