Variadas

Jaculatorias del Rosario

Jaculatorias del Rosario
Todos los cristianos reconocen el término “jaculatoria” porque cada vez que lo escuchan saben que se trata de hacer un tipo de oración. Esto también ocurre con el caso de las jaculatorias del rosario, así como con el resto de jaculatorias que existen, son simplemente invocaciones que se hacen y pueden ir dirigidas a la Virgen María, o recitarlas incluso durante los funerales. Otros términos con los que se hace referencia a las jaculatorias es con invocaciones, oraciones, plegarias, o rogativas. Se reconocen con facilidad porque son frases cortas que se exclaman de manera repetida. En algunas definiciones se les considera como un acto en el cual se elevan suplicas al cielo. La mayoría enfatiza la necesidad de que, al ser pronunciadas, sean verdaderamente sentidas en el corazón.

¿Qué son las Jaculatorias?

Jaculatorias según los diversos momentos de su vida. En la tradición espiritual de la Iglesia Católica, al menos desde san Agustín, al que se debe el vocablo, se entiende por jaculatoria una oración breve y vibrante; por ejemplo, “¡Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío!”, “¡Ave María Purísima, sin pecado concebida!”.

Mucha gente se pregunta entonces, ¿qué se responde en el Rosario?

Quien esté conduciendo la oración hace cada invocación y los presentes dan la respuesta hasta terminar el Santo Rosario completo: Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo – Perdónanos, Señor. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo— Óyenos, Señor.

Origen de las Jaculatorias del rosario

No hay quizás mejor manera de entender completamente algo que dar unos pasos atrás, en esta ocasión más bien son muchos pasos atrás, hasta su origen para conocer la historia detrás de su surgimiento y así facilitar nuestro proceso de aprendizaje, las jaculatorias son en realidad tan antiguas como el rosario e incluso más.

Leer  Coronilla de San Benito

El origen del rosario, por ejemplo, se remonta al siglo IX, cuando los feligreses y devotos a la virgen maría realizaban cadenas de oraciones cortas, las cuales repetían muchas veces a modo de pedir por su presencia, así como mostrar gratitud y honrar su santísimo nombre, estas oraciones se podrían considerar las primeras oraciones del rosario.

No sería hasta el siglo XV cuando la Santísima Virgen se le apareció a Santo Domingo para otorgarle un contador en forma de collar, el cual también conocemos como rosario, así como haberle enseñado la manera de rezar el rosario y así las jaculatorias que podríamos usar para pedir por su gracia.

Jaculatorias del rosario

El rosario es un rezo muy conocido y tradicional de los cristianos, consiste en una serie de oraciones hacia la Virgen María y Jesucristo, acompañado de las oraciones que ya conocemos, el Padre Nuestro, el Ave María y un Gloria al Padre. La iglesia entrega las causas más difíciles a los Rezos del Santo Rosario, llamado así por los seguidores de Dios.

Es por ello que, las jaculatorias del rosario, son las oraciones breves muy tradicionales en la iglesia y en los cristianos. Se caracterizan por estar dirigidas a la Virgen Santísima y a los Santos, esto con el fin de tener a Dios presente a lo largo de nuestro día.

¿Cuáles son las Jaculatorias del Santo Rosario?

Pues cómo se ha dicho, las jaculatorias para rosario son aquellas las cuales empleamos como un recurso acompañante del rezo del Santísimo Rosario católico tanto para invocar la presencia de nuestra santa madre María como para elevar nuestros ruegos y alabanzas a su nombre.

Leer  Historia de la rosa mística

Entre las Jaculatorias más populares y recitadas durante el rezo del santo rosario, están las siguientes:

Ave María Purísima: quizás sea la jaculatoria más conocida de la cristiandad, esta jaculatoria las respondemos con “sin pecado concebida” y nos hace reflexionar sobre la pureza de María incluso antes de la anunciación del ángel Gabriel.

Además, nos hace reconocer la perfecta obra de Dios sobre María.

María, Madre de Gracia, Madre de Misericordia: Los cristianos reconocemos a Jesús como un representante de la vida misma, pues su muerte significó una nueva vida para el mundo, entonces al elevar esta jaculatoria comprendemos que María es madre de la vida y poseedora de una gran misericordia.

Respondemos esta jaculatoria de súplica con “en la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.”

Santa María del buen camino: María es el mejor ejemplo de una mujer que siempre siguió el camino del bien, que es el camino de Dios, siendo devota a su gloria y fiel a su voluntad, obrando siempre de acuerdo a sus mandamientos u ejemplo que sin dudas debemos aprender a seguir,

en este caso la respuesta que corresponde es “haz que lleguemos sanos y salvos a nuestro destino”.

La razón de esta jaculatoria es muy importante, se trata de una petición a nuestra santísima virgen para qué guie nuestros pasos y nos libre del mal cada vez que emprendemos alguna tarea, misión o viaje, le imploramos que quite los obstáculos de nuestro camino y nos haga ir por el mejor sendero.

Virgen, Madre de Dios, María: Así exaltamos a María como lo que es, un pilar de la fe y de la iglesia, por ser la madre que quien llevaba en sí la gracia de Dios, Jesús, y es por ello que respondemos con “rogad a Jesús por mí”

Leer  San Judas Tadeo frases

a modo de súplica o petición para que sea la santa virgen quien asuma las mediaciones para pedir a su hijo Cristo por nuestras vidas y nuestras almas.

Claramente, existen muchas otras jaculatorias para el Santo Rosario, pero son estas las que han contado con la mayor aceptación y devoción por parte de los feligreses.

Vídeos de Jaculatorias del Rosario

Contenido

Entradas Relacionadas